COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE ESTUDIOS DEL TRABAJO (ACET) FRENTE A LOS IMPACTOS SOBRE EL MUNDO DEL TRABAJO DE LAS MEDIDAS TOMADAS ANTE LA PANDEMIA DEL VIRUS COVID – 19

30 de Marzo de 2020

Desde la Asociación Colombiana de Estudios del Trabajo (ACET) manifestamos públicamente nuestra preocupación sobre los impactos negativos en el mundo del trabajo y los derechos laborales de la clase trabajadora, se deriva de las medidas adoptadas por el gobierno nacional frente a la pandemia del virus COVID  19. Lo anterior, teniendo en cuenta las condiciones generales del trabajo en Colombia, caracterizadas por la precariedad laboral, altas tasas de tercerización y subcontratación ilegal, así como elevados niveles de informalidad; que colocan en mayor vulnerabilidad a algunos sectores de la sociedad. Advertimos con preocupación los siguientes escenarios:

  • Despidos masivos, aun cuando el Ministerio de  Trabajo ha insistido que una pandemia en ningún caso constituye una causa de fuerza mayor que pueda justificar los despidos. En este sentido, deben fortalecerse las  inspecciones laborales a fin de garantizar el derecho al trabajo durante este periodo, para  que todas las personas puedan entrar en cuarentena en condiciones de dignidad, sin que ello suponga la pérdida de derechos laborales adquiridos o el despido.

  • En el caso de trabajos feminizados, como como el de las trabajadoras del servicio doméstico y en general las personas encargadas de los trabajos del cuidado, existe un mayor riesgo de contagio, por lo que las medidas de protección deben incrementarse, como se encuentra establecido en el Convenio 189 de la OIT ratificado por Colombia. Así mismo, el gobierno nacional deberá promover el pago de salario a las trabajadoras sin la prestación del servicio, medida que debe ir de la mano con la prohibición de despido*.

  • Para las personas profesionales de la salud existen altas probabilidades de contagio del virus, en atención a ello se deben proporcionar los elementos de bioseguridad necesarios, respetando la jornada de trabajo y garantizando todas las condiciones de seguridad y salud en el trabajo.

  • Las medidas de cuarentena conllevan un incremento del trabajo doméstico no remunerado realizado mayoritariamente por las mujeres, de allí que se deba avanzar en medidas tendientes al reconocimiento, redistribución y reducción de dicho trabajo, así como a la pronta implementación del Sistema Nacional de Cuidado.

  • Las condiciones de precariedad de las personas en situación de desempleo se agudizarán en el marco de la pandemia, lo cual hace urgente la implementación de medidas que mitiguen esta situación, tales como una renta básica para aquellas personas sin ingresos.

  • De igual manera, se deben garantizar condiciones dignas de cuarentena para las personas migrantes que se encuentran en el país. Es necesario asegurar alojamientos y auxilios básicos para esta población. Adicionalmente, muchas de estas personas, al no tener otras opciones de empleo se han ocupado en plataformas como rappi, las cuales no aseguran prestaciones sociales a sus trabajadoras y trabajadores. Estas personas en la actualidad se encuentran en una alta situación de riesgo de contagio pues se mantiene su labor como un proceso básico para asegurar el abastecimiento de los hogares que se encuentran en cuarentena. Se deben implementar de manera urgente, medidas que permitan su acceso a salud, además de exigir a los empleadores los implementos necesarios para su protección, como guantes y tapabocas, para asegurar su salud e integridad.

  • Las trabajadores sexuales hoy se encuentran en condiciones de mayor vulnerabilidad. Por un lado, muchas dependen de su trabajo para subsistir y pagar a diario su lugar de residencia y el de su familia, y por otro, algunas o son obligadas por proxenetas a seguir trabajando a través de redes ilegales o, simplemente, se ven desprotegidas por sus empleadores al no tener contrataciones formales. Esto hace que muchas de ellas, no solamente estén expuestas a un riesgo mayor de contraer el virus dadas sus condiciones de trabajo, sino también, a pasar esta cuarentena con unas condiciones de vida indignas. El Sindicato de Trabajadoras Sexuales de Colombia (SINTRASEXCO) ha realizado una serie de denuncias y llamados a algunas alcaldías, gobernaciones y al gobierno nacional acerca de las condiciones de vida de las trabajadoras sexuales y sin embargo, hasta el momento, no se ha tomado medida alguna sobre esta situación.

  • Para las trabajadoras y trabajadores de la economía popular o trabajadoras/ informales la cuarentena declarada hasta el 13 de abril imposibilita la generación de ingresos que aseguren la subsistencia diaria. No debe olvidarse que la informalidad laboral en 2018 llegó a ser del 65,7%, lo que indica que más de la mitad de las y los trabajadores no estaban afiliadas a los tres sistemas de la seguridad social básica (salud, pensión y riesgos laborales).

Instamos al gobierno nacional y distrital a garantizar los derechos laborales en este momento de crisis, así mismo, les invitamos a estudiar las propuestas dadas a conocer por los centros de pensamiento, las universidades y las organizaciones de la sociedad civil para abordar el escenario actual. En esta dirección, destacamos los recientes planteamientos del GSEID** sobre cuatro​ aspectos fundamentales para proteger a las trabajadoras y trabajadores de la economía popular: 1. la garantía del ingreso mínimo vital, 2. el acceso al agua potable y el saneamiento básico, 3. El fortalecimiento de las redes de abastecimiento y 4. La suspensión de pagos de salud y cotización a pensión de trabajadores independientes.

De ninguna manera pueden ser las trabajadoras y trabajadores quienes paguen los costos más elevados de la actual emergencia mundial, ni puede ser éste el escenario para precarizar aún más las condiciones laborales en Colombia. Finalmente, invitamos a los empleadores y al Ministerio del Trabajo a construir las soluciones a la crisis de manera participativa y tripartita con los y las trabajadoras y sus organizaciones sindicales, quienes conocen mejor que nadie sus condiciones de trabajo y mantienen a flote la economía y la sociedad.

*Ver otras medidas en el comunicado "El trabajo doméstico en tiempos de crisis". Disponible en: https://bit.ly/2QI0oEp.

**Propuestas del Grupo de Socioeconomía de la Universidad Nacional de Colombia para garantizar los derechos de los trabajadores de la economía popular y la población desempleada, en el marco de la coyuntura del COVID 19. 20 de marzo de 2020. Disponible en: https://bit.ly/2J6aH14.